jueves, 7 de abril de 2011

Motín en el vuelo 2211

Hola de nuevo, bienvenidos a Vuelos Baratisimos amigos viajeros, hoy les contamos una curiosa historia publicada por el Diario de Sevilla ayer martes 6 de abril.
Eran las nueve de la mañana del pasado domingo, cuando el vuelo 2211 de Vueling Sevilla-Barcelona ya se encontraba listo para despegar en la pista del aeropuerto de San Pablo, nadie se podía imaginar la serie de insólitos sucesos que finalmente provocaron un motín aéreo. El arquitecto Bico Bermúdez, sentado en su asiento, observo desde su ventanilla, primero con sorpresa y luego con incredulidad, cómo un trabajador de uniforme y corbata, trataba de separar una pieza del ala izquierda del avión haciendo palanca con un destornillador, como no lo lograba opto por darle unos cuantos puñetazos y martillazos hasta que la pieza salió, para luego volverla a colocar con las manos. ¿Paranoia o Pánico justificado? Seguramente a la mayoría nos faltan conocimientos técnicos para emitir un juicio de valor, pero si yo me encontrara en la misma situación que la persona que observó esta serie de hechos, la verdad no se como reaccionaría en un lugar tan propenso al pánico como es un avión.

En este caso lo que provocó fue una especie de motín en el pasaje del vuelo. Comenzaron las quejas y amenazas con abandonar el avión. Se tomaron fotos y vídeos de las susodichas operaciones de mantenimiento. Una azafata explicó que podrían abandonar el pasaje y presentar una reclamación pero que no se les reembolsaría el dinero del billete. Lo que provocó que algunos de los que amenazaban con bajarse decidieran seguir en el avión. Finalmente el avión salió con una hora de retraso y llegó a Barcelona sin mayores incidencias, aunque con 18 personas menos que se apearon de la aeronave perdiendo el dinero del pasaje y presentando una reclamación. Según palabras textuales del Sr. Bico Bermúdez "Lo que hicieron fue una chapuza, eso sí, una chapuza que resultó efectiva porque el avión llegó. Pero yo no estaba dispuesto a pasar una hora y media acojonado por ahorrarme los 80 euros que costaba el billete". En su reclamación, este arquitecto puso a disposición de la compañía los vídeos y las fotografías que tomó, una de las cuales se reproduce junto a estas líneas. Sólo queda una pregunta amigos de Vuelos Baratisimos ¿Vosotros que habrías hecho?

Fuente: http://www.diariodesevilla.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario