viernes, 1 de abril de 2011

RyanAir la lía en el April Fool's Day

 Como cada año, Ryanair acostumbra a gastar una broma con motivo del April Fool's Day, que viene a ser el día de los inocentes americano. No es la primera vez que Ryanair hace de las suyas, en otras ocasiones, la aerolínea aseguraba que ofertaría vuelos a la luna, o que entraría en el mercado de clasificados X. Pero esta vez la inocentada, que ha sido publicada por la mayoría de periódicos nacionales e incluso ha llegado a portada de meneame. Ha consistido en anunciar que a partir de octubre la Aerolínea ofertará vuelos libres de niños, después de que una encuesta entre mil pasajeros europeos recogiera que la mitad de los usuarios estaría dispuesto a pagar más para evitar volar con menores. Según la citada encuesta, el 36% de los pasajeros consultados reconoció haber tenido vuelos desagradables por los molestos ruidos de los niños de otros viajeros y culparon a los padres de los pequeños de sus quejas, además uno de cada cinco, un 18%, vio con buenos ojos restringir el número de niños en los vuelos.
"Cuando se trata de niños a todo el mundo le gustan los suyos, pero está claro que no tenemos por que aguantar a los de los demás" Stephen McNamara portavoz de Comunicación ha explicado que a la mitad de nuestros pasajeros les gustaría dividir los aviones en área de adultos y área de familias, pero esto no es posible por nuestra política de libre elección de asientos, con prioridad de embarque opcional" Sin embargo, ante la clara demanda de vuelos 'libres de niños', Ryanair ha decidido creará vuelos sin niños en las rutas de alta frecuencia desde el inicio de la próxima programación de invierno. 

Esta noticia de produce el mismo día en que la Aerolínea ha anunciado que aplicará una tasa de dos euros por pasajero para todas las reservas realizadas desde el lunes, 4 de abril, con el fin de financiar sus gastos de cancelación de vuelos, retrasos y costes derivados de la normativa europea, EU261, en casos de "fuerza mayor" en los que la aerolínea no es responsable. La compañía, que justificó esta decisión para "compensar" dicha normativa que considera "injusta", aseguró que en el último año ha hecho frente a 100 millones de euros por los retrasos y las más de 15.000 cancelaciones de vuelos sufridas, que impidieron volar a 2,4 millones de viajeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario